miércoles, 14 de junio de 2017

Spergularia rubra – Spergularia purpurea - Arenaria




Familia: Caryophyllaceae

Originaria: zona mediterránea

Planta herbácea, procumbente/decumbante (anual o bianual) , muy ramificada

Hojas: opuestas, lineares, y con estipulas membranosas en la base


Flores pequeñas, con pétalos rosas o purpúreos, en ocasiones son más pequeños que los sépalos, o mayores que los sépalos y bien visibles



Fruto: en capsula, se abre por tres dientes y contiene numerosas semillas pardo oscuras
Florece entre abril y septiembre

Habita en zonas arenosas con sol

Se le consideran propiedades diuréticas por lo que es utilizada para eliminar las piedras del riñón y para trata las infecciones de la vejiga

La planta con flor muy pedicelada, con grandes pétalos y en color púrpura suele considerarse como una especie diferente Spergularia purpurea

Por la ciudad son más abundante con flores de pétalos pequeños y consecuentemente poco visibles, Forman parte de las llamadas cleistógamas, que son flores que se fecundan antes de abrirse

Su nombre genérico procede del latín spargere = propagarse ya que sus pequeñas semillas son de muy fácil dispersión  

Ya he comentado que Sevilla desde la prohibición de utilizar  herbicidas se ha llenado de las denominadas malas hiervas, así bautizadas, no porque sean dañinas, sino más bien porque nacen en lugares generalmente no deseados, para mí su inconveniente es que tienen una corota duración, pero mientras viven no ofrecen  su belleza y su colorido



Y no todas nacen en lugares indeseados

Generalmente visito el parque del Alamillo todas las semanas, me deja el autobús enfrente de la Escuela de Ingenieros en la cartuja y desde allí, es un paseo, durante toda esta época que comenzó en la primavera he podido disfrutar de estas plantas y sus flores, para mí ha sido una delicia, todos los días he observado flores que desaparecían, pero también flores que las reemplazaban y entre estas, en mi último recorrido pude admirar y plasmar estas preciosas y alegres flores que deslumbran entre el verdor del resto de herbáceas

Lo admirable de estas plantas es que no necesitan la intervención del hombre, aparecen fieles, al encontrar sus condiciones favorables de humedad, luminosidad y temperatura, realizan su ciclo de crecimiento, floración, fructifican, expanden sus semillas y terminan secándose esperando su nuevo ciclo en que volverán a ofrecernos sus formas y coloridos, ni siquiera importa que tengamos los terrenos inundados de basura, ellas igual aparecen en un embelleciendo zonas o terrenos degradados por el ser humano. Y aunque algunos ni siguiera las miren o incluso las pisoteen, ignorando que muchas de ellas contienen elementos medicinales, y que algunas de ellas podrían formar parte de nuestra alimentación. Ellas reaparecen cumpliendo los ciclos que les marca la naturaleza
De alguna forma merecen un homenaje

Invito a fijarse en ellas     

Fuentes: Wikimedia, Guia ilustrada de las hierbas de Sevilla, Aytº de Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario