martes, 23 de noviembre de 2010

ALMEZ - Celtis australis. L - Ulmácea

Podemos  llamarlo el olmo mediterráneo

Árbol de hoja plana, caducifolio, de hasta 20-25 m de altura, copa redonda, abombada.
Corteza, incluso en árboles viejos, lisa y plana, parecida a la de la haya, gris claro o pardo claro. Sin surcos ni hendiduras.

El Tronco por su color y la forma de  su parte baja se asemeja a la pata de  un elefante.

Hojas simples,  alternas de 5 a 15 cm de longitud, ovado lanceoladas, algo asimétricas, con el ápice muy alargado y delgado, con tres nervios principales desde la base que se tornan subparalelos  y el margen finamente dentado. Haz con ligera pubescencia áspera, de color verde oscuro mate, envés más claro y con suave pilosidad blanca, particularmente en los nervios.

Flores  largamente pedunculadas y aparecen  al mismo tiempo que las hojas. Las flores que nacen mas cerca de la base de las ramas son masculinas,  muy pequeñas y pentámeras, las de la porción central hermafroditas o femeninas, también pequeñas con un órgano vistoso formado por un ovario y 2 estigmas plumosos y blancos

                                                                                                                          
Época de floración:   Abril – Mayo, los frutos maduran  a final del verano

Fruto: Drupa carnosa, solitaria, sobre largos pedúnculos, en las axilas de los pecíolos de las hojas, globulares de 1 cm de grosor, que al madurar se torna rojo pardusco hasta negro, llamada almecina; comestible. Es muy rico en vitamina C, potasio y hierro.

Hábitat:  Especie  espontánea en toda la región mediterránea   y rústica que se adapta a terrenos áridos, prefiriendo los calcáreos, no tolera las  heladas intensas o prolongadas. Es de crecimiento medio y puede alcanzar los 600 años

Es un árbol muy decorativo y sus pequeños frutos tienen un sabor muy agradable, Es muy rico en vitamina C, potasio y hierro, en regiones donde el almez es abundante, estos se recogen de buen grado.

En el Sur del Tirol se utilizan para aderezar dulces, sin embargo, su cultivo como fruta no resulta provechoso, ya que es inseguro y poco rentable. Los pies viejos suelen presentar  oquedades que representan excelentes  refugios para las aves. últimamente se esta plantando en las calles y parques de las ciudades. 

El encuentro de hojas fósiles pertenecientes a la era terciaria  ha demostrado que este árbol ha sufrido poca modificación, y que el clima les era mas propicio

Es estimada su madera es muy moldeable, compacta y elástica se utiliza para fabricar mangos de herramientas, aperos de labranza, tonelería y multitud de utensilios, en el monte bajó  proporciona varas duras y elásticas usadas como látigos. Es también un buen combustible y su ramon muy estimado por el ganado

Es un árbol muy adecuado para calles, plazas y jardines, aunque en principio es lento su crecimiento

Las semillas de sus frutos contienen un aceite dulce.

La corteza produce un tinte amarillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario